La suerte sí existe en la Lotería de Navidad

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Muchos creen en la suerte. Otros en cambio, creen que simplemente se trata del destino. Y es que la suerte a veces, puede ser muy caprichosa. A continuación, os contamos casos reales sobre anécdotas de la Lotería de Navidad en España, de personas que soñaban con ”El Gordo” y lo cumplieron, incluso de forma doble:

Uno de los casos más conocidos en España, ocurrió en 1949 cuando un hombre procedente de Málaga, acudió a una oficina de Correos asegurando que el 55.666 sería el número premiado con el Gordo de la Lotería de Navidad, ya que lo había soñado la noche anterior. Y como dicen que los sueños siempre se cumplen… así fue.

Una jefa de una inmobiliaria compró décimos para todos sus empleados y uno distinto para ella. Éste último, fue el que resultó ser premiado en el Sorteo Extraordinario de Navidad.

Aunque difícil de creer, pero cierta, resulta la historia de dos amigos sevillanos que decidieron comprar dos décimos de Lotería. Uno en Madrid en un viaje que realizaron y el otro en su localidad natal. Los dos números fueron agraciados con el primer y segundo premio. Que le digan a ellos que la suerte no existe…

Por otro lado, el dueño de un bar de Soria, vendió un tercer premio en su totalidad. Pero no queda ahí, porque además, compró uno de los diez décimos premiados con el Gordo.

En 2009, un extranjero residente en España decidió invertir los únicos 20 euros que tenía en un décimo de Lotería de Navidad. Para su sorpresa y la del resto, pasó de no tener ni un solo euro, a ingresar 300.000 euros en su cuenta bancaria.

Y en 2013, Jesús Lorente, una de las personas que asistían como público en el Teatro Real al Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, se llevó la sorpresa de su vida al ganar 125.000 euros en directo al ser portador de un décimo del número 79.712, el segundo premio, que había comprado en una gasolinera de la localidad tinerfeña de Granadilla de Abona.